martes, 30 de julio de 2013

De FERRE y CAPITÁN CAVERNÍCOLA Blues Band 09/08/13

Léelo n'asturianu
El murciano De Ferre es un guitarrista bien curtido en la escena centroeuropea del blues, a la que llegó después de una vida llena de viajes, domicilios en diversas ciudades españolas y europeas, y participación en distintas bandas -fundamentalmente de jazz- donde inició su carrera. Ahora, con una nueva vida en Lieja (Bélgica) y tras dejar atrás su paso por el reconocido grupo holandés The Hoodoogang, se ha especializado en actuaciones en pequeño formato (trío), o incluso en solitario, como le disfrutamos el pasado viernes en Valles. Estudioso y amante de las raíces del blues, su repertorio se concentra en el Delta Blues, con canciones correspondientes a las décadas ’20 y ’30 del pasado siglo, revisando a los autores pioneros -Robert Johnson, Blind Lemon Jefferson, Spik James o el primer Muddy Waters- , a los que homenajea con refinadas versiones o con temas propios inspirados en ellos, recogidos, por ejemplo, en su último disco ‘Twelve Shades’.
El inquieto intérprete, que ya pasó por Valles en 2009 dejándonos un gran sabor de boca, ofrece una técnica depurada y un gusto selecto a la hora de componer e interpretar, acompañándose de diversos instrumentos como el dobro y el Lap Steel, o incluso los fabricados por él mismo con cajas de galletas o de puros.
Los temas están muy currados, ha pasado años perfeccionando un estilo que le permita actuar en solitario, -muy diferente al que esgrime cuando toca en una banda como guitarra solista o de acompañamiento-, teniendo en esta ocasión que combinar melodías con bajos y ritmo, para lo que utiliza con frecuencia el slide y el fingerpicking.  Y acompañándose también de la voz, que domina y empasta a la perfección con el instrumento. Se lo toma en serio, el hombre pasó dos años estudiando canto antes de atreverse a utilizar la garganta en el escenario, y eso se nota. Una voz áspera pero convincente acompaña a los ritmos intensos y sincopados de la guitarra, unidos a letras escritas en su día por los negros de la orilla del Mississipi en claves poéticas y metafóricas que intentaban saltarse la censura del momento, y que el intérprete fue presentando al numeroso público que llenaba la sede con un acertado rigor histórico. No faltaron los guiños a temas muy conocidos, como el ‘I just want to make love to you’, que ‘Chile’, el cantante de CCBB, acompañó con su armónica.
En la segunda parte de la noche, el blues volvió la cara hacia Chicago, evolucionando hacia el rythm and blues, el rock and roll y el swing de la mano de Capitán Cavernícola Blues Band. Un cuarteto de Avilés formado por los hermanos Luis y Pablo Fernández a la guitarra y el bajo, Alejandro Nelson ‘Chile’ a la voz y la armónica y el batería Charly Sevillano, que se acompañaban en esta ocasión con un trío de metales. La banda lleva más de 20 años funcionando con varios discos ya en el mercado- el último llamado ‘Blues Band’, presentado este mismo año-,  aunque lo que disfrutan con verdadero deleite es el directo. Genuinos animales de escenario, tocan habitualmente en festivales y garitos de toda Asturias y en distintas ciudades españolas, exhibiendo un show pleno de desbordante energía en el escenario, un festivo homenaje al rock and roll más genuino, interactuando permanentemente con el público y  buscando su complicidad, aunque en esta ocasión en Valles la gente parecía decantarse más por la escucha atenta que por el bailoteo generalizado. Empezaron presentando temas propios, llenos de ritmo como ‘Sueño’, ‘Ella me trata bien’, ´’Salgo por la noche’ o ‘Así no hay quien viva’ que da nombre a su último single y videoclip, entre los que iban intercalando conocidas versiones como el ‘I’ve got mu mojoworkin’, popularizado por Muddy Waters, el ‘Room to move’ de John Mayal o ‘La tierra de las mil danzas’ de Wilson Pickett. En el escenario la banda se desenvolvía con comodidad -tantos años juntos dan complicidad y solidez al grupo-  mostrando animosas introducciones, una base rítmica sencilla pero muy energética y resultona,  y un cantante que no paraba un momento en el escenario, bailando y espoleando al personal, encadenando temas que hablan de la vida cotidiana y del amor con constante toques de humor, y acompañándose de la armónica. El trío de metales, con Jorge Viejo y Tomás Fernández a los saxos, y Rubén Hernández a la trompeta, aportaba brillo y color a los temas, dándoles un toque más soulero y acercándolo también a las bigbands de los ’50.  El show transcurrió lleno de ritmo y dinamismo, acelerando al público que al final bailaba y coreaba los temas conocidos, como el ‘Born to be wild’ famoso por la peli  ‘Easy Rider’, y que terminó sudando la gota gorda.
En fin, una muy agradable noche de verano, calurosa y plena, la disfrutada en Valles, llena de referencias al blues que tanto nos gusta a los de Bocanegra, y que como siempre compartimos con los amigos y amantes de la música en directo, esa extraña secta.

Conchi Gálvez
CAPITAN CAVERNÍCOLA & DE FERRE 09/08/2013
Fotos: Nacho Sariego

1 comentarios:

Fernando a.k.a. De Ferre dijo...

Un gran abrazo desde Bélgica!!! :-)

HEMEROTECA DE LOS CONCIERTOS Y ACTIVIDADES

DONDE ESTAMOS


ESCENARIO DE LA SEDE SOCIAL