miércoles, 7 de diciembre de 2016

LOS DELTONOS Sabado 17 diciembre 2016

Último concierto del año el ofrecido por los DelTonos en Valles, y cierre magnífico a lo que ha sido un año  en el que hemos disfrutado de una programación fantástica y cada vez más potente, hemos ampliado y mejorado la sede gracias al trabajo desinteresado de los socios, y hemos vivido también con pesar la muerte de nuestro socio y amigo Chema Fombona, que fue homenajeado en este concierto al cumplirse el cabo de año de su desaparición.
Llevábamos bastante tiempo detrás de los DelTonos, y por eso nos hizo ilusión poder finalmente cuadrar fechas y recibir en Valles  a una de las bandas más respetables y meritorias del circuito patrio, que celebran este 2016 su trigésimo aniversario y que demostraron sobre el terreno estar en plena forma. La trayectoria impecable de la banda y el calor que despierta entre sus fieles atrajo a numerosos seguidores que llenaron la sede de Valles de nuevas caras. Así, con un  público expectante, y animosa puntualidad, los músicos encabezados por Hendrik Rover iniciaron sobre las 23:15 un concierto  impecable, que gustó a todo el mundo –neófitos y fans añosos-.
El concierto  en Valles resultó todo un éxito, uniéndose a la participación de los oyentes el buen sonido en la sala, la actitud y entrega de los cuatro músicos y un repertorio perfecto para el directo, en el que se incluyeron temas de varios de los discos publicados por la banda en estos treinta años, desde el recientemente publicado ‘Salud’ hasta aquellos primeros ‘Tres hombres enfermos’ y ‘Bien, Mejor’. Los DelTonos, siempre liderados por el enigmático Hendrik Rover, son una apuesta segura en el escenario. Los miembros, a excepción del citado Rover, han ido cambiando desde los años ’80, y también el repertorio, que ha evolucionado, como el propio compositor, desde un rythm’ blues estimulantemente urgente a nuevos sonidos que unen el country, el folk americano y el  blues rock más severos y rotundos, pero igual de convincentes y con la misma y personal esencia deltoniana. El juego de guitarras entre Rover y Fernando Macaya resulta brillante y en el escenario pudimos observar la compenetración absoluta entre ambos, y su poderío guitarrero. Por detrás, el bajo seguro de Pablo Z. y la batería del último miembro incorporado a la banda, Javi Arias, daban a las guitarras un soporte  fantástico, sólido y luminoso. Y las letras en español, que muchos descubridores de los DelTonos esta misma noche agradecieron. Hora y media de concierto, bises incluidos, en los que no hubo momento para el aburrimiento, y en el que los cántabros demostraron tener cuerda para rato. Poco más se puede pedir a la banda, aunque quizá una mayor interacción con el público hubiese enfatizado un poco la emoción del momento, ya que en ocasiones los músicos parecían ensimismados y muy metidos en lo suyo. Sería concentración o espíritu montañés? Aún con la duda, el concierto lo califico de diez, lo pasamos bárbaro y esperamos repetir en nuevas ocasiones.
Como siempre, nos vemos en Valles amigos, pero eso será ya en el 2017. Félices prósperos para todos!

Conchi Gálvez 


0 comentarios:

HEMEROTECA DE LOS CONCIERTOS Y ACTIVIDADES

DONDE ESTAMOS


ESCENARIO DE LA SEDE SOCIAL