domingo, 27 de julio de 2014

GREG IZOR & King Bee 02/Agosto/2014

Léelo n'asturianu
Nueva cita con el Blues en Valles (comonosmola). Una noche de verano de las ideales, con la sede llena de caras conocidas y aficionados bluseros de aquí y allá. La banda King Bee había dejado muy buen recuerdo de su paso por las Jornadas de Blues del pasado octubre, y las expectativas ante el solista de la noche, el armonicista y cantante estadounidense Greg Izor, eran muy buenas. La noche prometía, y vaya si cumplió.
El quinteto madrileño integrado por los hermanos Emilio (armónicas y voz) y Carlos Arsuaga (batería), Alvaro Bouso ( guitarra y voz), Ignacio Mendivil ( bajo) y Sergio Fernández ( guitarra), abrió el concierto sobre las 23:30 con un par de temas propios, “Dream Girl” y  “ I got to go”. La banda, que cuenta con un sólido rodaje, plasticidad y complicidad en el escenario, y un repertorio que recorre todos los estilos de blues, del norte al sur, resultó un perfecto acompañamiento para el fantástico Izor, un verdadero torbellino de energía en el escenario.
Lo vivido esa noche quedará por muchos años entre nuestros recuerdos. Blues genuino sobre las tablas, un sonido que partía la pana, músicos entregados y público receptivo y con garbo: el cóctel perfecto. Sin duda alguna, y a pesar del buen sonido de conjunto, de la rigurosa base rítmica y la impecable labor de los dos guitarristas, el protagonismo de la noche se lo llevó la armónica, tanto en los solos de Greg como en los acompañamientos de  Emilio Arsuaga. El brillo y la garra del tejano sobre las tablas se hicieron presentes desde su misma aparición en el escenario, como un verdadero huracán, demostrando además gran complicidad con el público, a pesar de nuestras típicas barreras idiomáticas. Alternando armónicas cromáticas y diatónicas en melodías y solos profundos, bien construidos técnicamente pero arrebatadores y salvajes en su esencia, nos embaucó también con una voz potente y llena de matices. El tío es pura pasión, se le nota al tocar, al cantar, al hablar, al moverse. Se nos metió a todos en el bolsillo: a los músicos que le acompañaban en el escenario- que sudaron la gota gorda-, al público - que bailaba tema tras tema sin aparente agotamiento- y hasta a un paisano que pasaba por la carretera cuando salí a llamar por teléfono y que diciendo “oye, que bien suena esto” entró al concierto encantado.
Nos ofrecieron dos pases potentes y bien extensos, en el que fueron alternando temas de su propio repertorio -recogidos en los fantásticos discos que os recomendamos: “I was wrong” y “Close to Home” de Greg Izor , y  “Po’Boys” de King Bee- con algunos de clásicos armonicistas como James Cotton o Lazy Lester. En ese tiempo hubo de todo, desde blues Chicago en “Who you living to” ó “I’m yours”, pasando por Luisiana ‘I thought it would be me’ hasta temas más souleros y R&B.  Incluyendo algún tema que Izor se marcó con la guitarra (una sorpresa la versión del tema de Dylan “Girl from the north country” con Izar a la guitarra y Nacho Mendivil al bajo), un solo de rítmicas collejas (yo no lo vi, porque estaba fuera, pero me lo contaron), dúos flipantes y desbocados  con Emilio Arsuaga, que también se lució de lo lindo, y hasta un trío de armónicas con el amigo Manu Velasco que, allí presente, se animó a subirse al escenario, volviéndonos ya a los de abajo chiflados del todo.
Qué gran noche, amigos! Muy de agradecer a la banda “King Bee” la oportunidad de haber podido disfrutar de este pedazo de músico y de hacernos vibrar con lo que más nos gusta. Ojalá la vida nos cruce en más ocasiones. Y si es en Valles, mucho mejor.
Conchi Gálvez
Léelo n'asturianu


0 comentarios:

HEMEROTECA DE LOS CONCIERTOS Y ACTIVIDADES

DONDE ESTAMOS


ESCENARIO DE LA SEDE SOCIAL