martes, 23 de junio de 2015

CONCIERTO DE ANAUT 04/JULIO/2015

Noche llena de calor, energía  y sensualidad la que disfrutamos en Valles acompañados por ANAUT,  proyecto liderado por Alberto Anaut, un joven guitarrista y compositor apasionado de la música negra que resultó todo un elegante homenaje made in spain al soul, rythblues y otros ritmos de raíz.
Empezó el concierto a las 23:40 con cierto retraso y una sala con buena entrada pero cómoda para escuchar y moverse sin agobios. La banda se presentó en formato quinteto, con la ausencia del teclista, al que se echó de menos notablemente a lo largo del concierto.
La noche empezó bastante tranquila y sosegada -los músicos todavía un poco fríos, dirigiendo quizás la opípara cena- con baladas suaves en las que ya se hizo presente el protagonismo de Alberto, su guitarra y su voz de gran personalidad y presencia que destacaría a lo largo de la noche. El repertorio iba sumando composiciones detallistas, sofisticadas a veces, y  orquestadas con buenos arreglos, en las que -a falta de los colchones del hammond que dan gran atmósfera a la banda- destacaba una guitarra preciosista, más cercana a veces al jazz que al blues-  y unos metales -saxo y trompeta- que aportaron brillo e intensidad a los temas. Una base rítmica de bajo y batería muy bien empastada marcó en todo momento la marcha de la banda.
El concierto se fue llenando de color y calor tema tras tema, y fueron sonando la mayoría de las piezas que forman el repertorio propio del grupo, que hasta el momento cuenta con un LP y un single en circulación. El ambiente en la sala se iba encendiendo al igual que los músicos sobre el escenario – Alberto más suelto en la guitarra y los metales ganado en presencia y brillando ya con luz propia- .  Mucha sintonía y complicidad en el escenario, con unos músicos contentos y  capaces de transmitir ese buen rollo al respetable, que iba in crescendo en lo que al  bailoteo se refiere. Algunas versiones también cayeron como una muy personal ‘Black is black’, singularmente adaptada.
Tras un final ya absolutamente arrebatado, terminaron su actuación bajándose del escenario al estilo mardi gras y deambulando entre un público entusiasmado que les acompañó hasta sus últimas notas.

Conchi Gálvez

1 comentarios:

Anónimo dijo...

De los mejores conciertos que he visto en el Bocanegra. Espero que podamos tener de nuevo el placer de disfrutar de su música en directo en la asociación.

HEMEROTECA DE LOS CONCIERTOS Y ACTIVIDADES

DONDE ESTAMOS


ESCENARIO DE LA SEDE SOCIAL