jueves, 7 de enero de 2016

AKATZ en concierto Sábado 16 de ENERO 2016

Sábado 16 de enero de 2015. Concierto y fiesta de octavo aniversario de la asociación Bocanegra. Una celebración de ocho años que han dado para mucho; todos hemos cambiado en este tiempo y la asociación también. El número de socios efectivos se mantiene casi como en sus orígenes, pero no así el público asistente a los conciertos, cada vez más numeroso y variopinto, y las bandas, de gran nivel, que tenemos la oportunidad de disfrutar a pesar de estar fuera de los principales circuitos del país. Por suerte, llegan hasta Valles a través de una serie de colaboradores que ya trabajan habitualmente con nosotros y saben lo que nos gusta.
Echando la vista atrás, son muchos los recuerdos atesorados en todos estos años. Ciento y pico grupos de todo tipo han pasado por el pequeño escenario de Valles, y todos han dejado en él su huella, de alguna manera. Miles de anécdotas, de buenos momentos y de alguno malo también, de gente que se ha ido, y de gente que ha llegado para quedarse. Y también mucho curro, un trabajo de muchos que no se ve, pero que se hace con rigor para que todo siga funcionando como el primer día, o mejor que el primer día. Precisamente este sábado se inauguraba el nuevo suelo de la terraza, construido por iniciativa del socio Thomas Elbing ("DON RÚSTICO") con la ayuda de Lucky y algún socio más como Roque, Andrés, Diego, David y Hector siempre de manera voluntaria y colaborativa, y que ha quedado espectacular.
Antes de que los músicos subiesen al escenario la presidenta de la asociación, Ana Canteli, agradeció con sinceridad el apoyo recibido por parte de los socios, de los artistas, de los patrocinadores y del pueblo de Valles, que hace que sigamos adelante con ganas de más.
En lo musical, la noche fue también una pura celebración con el concierto de Akatz, banda bilbaína con una visión muy personal del ska y otros ritmos jamaicanos con los que bailamos animadamente de principio a fin. Sin caer en la obviedad del nombre del grupo, varias fueron las pistas que nos hicieron sospechar el origen del grupo: la txapela que lució el trombonista, el sorprendente parecido, casi de parentesco, de uno de los guitarristas con un tal Fito, o la intensidad de orfeón en los coros que se marcaron en algunos temas. Pero sin duda la prueba definitiva de que venían de Bilbao fue la de que por un momento pensamos que se iban a quedar con hambre en la cena ¡! No fue así, y felizmente se subieron a la tarima sobre las once y media para ofrecernos dos horas de mucha diversión.
Curtida ya en mil escenarios en sus más de veinte años de existencia, la banda nos ofreció un sonido compacto y elegante, muy personal, que consiguió transmitir enseguida su buen rollo al numeroso público. Ocho eran los músicos en el escenario: bajo y batería, teclado, dos guitarras, una sección de viento con trombón, trompeta y saxofón y un vocalista bailón e incansable que en todo momento se mantuvo en contacto con el público. Los temas de su amplio repertorio, presentados especialmente los de su último disco ‘Vuelta y vuelta,’ se basan en el ritmo sincopado del ska, fusionados con el swing y el soul. Sonidos y aires brillantes, limpios, optimistas, de esos que alegran el espíritu. Empezaron con un temazo instrumental, de toques jazzeros en el que ya se apreció el protagonismo de los metales y el piano en el sonido de la banda. Enseguida subió Bita el vocalista para completar la banda y darle ese toque punzante y personal a los temas, en los que no faltaron tampoco pulidos coros que terminaron de empastarlos magníficamente. Letras urbanas, que hablan del caótico mundo en el que nos movemos, algunas contaban la noche en la ciudad con reposado aire reggae como ‘Rudo Bilbao’ otras destilaban ironía social con tonos fiesteros como ‘Skandalo’ o hablaban de los amores casuales a ritmo de swing en ‘De cine’. Y con todo esto, el público como siempre, empezó moviendo tímidamente el pie y se fue calentando para acabar saltando con fervor en los temas finales ante el contagioso e imparable ritmo de la banda. Intentó Bita despedirse demasiado pronto, la gente enfervorecida diciendo que no se iban, y ellos regalaron un bis ‘in crescendo’ que duraría más de media hora, encantados de la vida. Bonita sesión para una noche de aniversario en Valles. Una banda con la que esperamos no perder el contacto y repetir en alguna ocasión, dado el buen sabor de boca con el que nos dejaron. Suerte para todos

Conchi Gálvez. 

Pincha sobre el enlace y podrás escuchar ‘Fiesta del 73’ el nuevo single de AKATZ

ALGUNOS DE SUS VIDEOS
AKATZ ’Better days’(Video clip oficial)
https://www.youtube.com/watch?v=jKUVFtWkLpc

AKATZ – ‘No eres buena’ (Live IN Bilbao)
https://www.youtube.com/watch?v=yeGmTtBQw1E

0 comentarios:

HEMEROTECA DE LOS CONCIERTOS Y ACTIVIDADES

DONDE ESTAMOS


ESCENARIO DE LA SEDE SOCIAL